Tumulto y sorpresa: el momento en que autoridades sanitarias suspenden el partido entre Brasil y Argentina

0
0

Los funcionarios invadieron el campo de juego con la intención de pedir que se retiraran Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía, acusados de violar las normas migratorias relacionadas al coronavirus.

Autoridades sanitarias invadieron el campo de juego.

Se vivió una situación inédita durante el partido entre la Selección argentina y Brasil en San Pablo, por las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Qatar 2022. Pasados los 5 minutos del primer tiempo, autoridades sanitarias locales (Anvisa) ingresaron al campo de juego con el fin de sacar del encuentro y deportar a los jugadores Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía, denunciados por el Gobierno de Brasil por violar las normas migratorias relacionadas con la pandemia de coronavirus.

La situación generó mucha sorpresa. Inmediatamente se armó un tumulto y hasta se vio algún empujón. Acto seguido, con Lionel Messi a la cabeza, la Albiceleste tomó la decisión de abandonar la cancha.

Durante la previa del encuentro, la situación de los cuatro jugadores argentinos que viajaron a jugar la triple fecha de Eliminatorias desde Inglaterra se había robado todo el protagonismo. Sin embargo, un acuerdo entre el Gobierno de Brasil, la FIFA y la Conmebol había permitido destrabar la situación.

El plantel de Lionel Scaloni llegó sin problemas al estadio. Los jugadores en cuestión salieron al campo de juego, cantaron el himno y comenzaron a disputar el partido, que se desarrollaba con normalidad hasta que se produjo esta situación ridícula.

Se suspendió el partido entre Brasil y Argentina.

Anvisa acusa a Martínez, Romero, Lo Celso y Buendía de haber mentido el viernes a la mañana cundo ingresaron a Brasil proveniente de Caracas. Brasil prohíbe el ingreso a quienes durante los 14 días anteriores estuvieron en Gran Bretaña, India o Sudáfrica.

En declaraciones a la transmisión del canal Globo, el presidente de la Anvisa, Antonio Barra Torres, explicó que la delegación argentina había sido notificada que los 4 jugadores debían permanecer aislados en el hotel y que cuando agentes de la Policía Federal fueron a constatar que esto sea así, todos los jugadores habían salido para el estadio.

“Llegamos a este punto porque nada de lo que Anvisa orientó fue cumplido. (Los jugadores) tuvieron orientación para permanecer aislados en el hotel para aguardar la deportación. Pero no fue cumplido’’, dijo Antonio Barra Torres, presidente de la Anvisa.

Anvisa dijo que tras ingresar a Brasil, el jueves, los cuatro jugadores debieron haber cumplido con una cuarentena de dos semanas debido a que Inglaterra es uno de los países considerados de riesgo sanitario. Resaltó además que los jugadores no declararon su paso por Inglaterra al entrar al país, y pidió que fueran deportados.

“Se constató el no cumplimiento del aislamiento, los jugadores dejaron el hotel y fueron al estadio. La policía federal constató la ausencia de los cuatro jugadores, e infelizmente se dio esa situación bastante desagradable. Tuvimos que actuar para hacer cumplir la ley”, justificó.

Comentários no Facebook