Cayó la banda de los «Alta Gama» con autos por hasta $25 millones

0
0

La policía desbarató una organización que importaba vehículos de manera irregular y entre los involucrados hay un despachante de aduana.

Valiéndose de falsas mudanzas desde el exterior, la banda se dedicaba a la importación irregular de vehículos de alta gama. Tras siete allanamientos en las localidades bonaerenses de Luján y Zárate, fueron identificados 11 personas, entre ellas un despachante de aduana y un escribano.

En el operativo ordenado por el Juzgado Federal de Primera Instancia de Campana, a cargo del Dr. Adrián Charvay, personal del departamento Unidad Federal de Investigación de Delitos Federales de la PFA inspeccionó, de forma simultánea, seis domicilios en la ciudad de Luján -entre los que se encuentra una concesionaria de automóviles-, y uno en la localidad bonaerense de Zárate. Como resultado secuestraron dos motocicletas marca BMW, un automóvil Porsche descapotable y un camión con cabina dormitorio Mercedes Benz. Los rodados incautados poseen un valor en mercado que oscila los 25 millones de pesos.

El procedimiento se inició a partir de una presentación realizada por la Dirección General de Aduanas (DGA), dependiente de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en la que se identificó a dos ciudadanos argentinos radicados en el exterior que, valiéndose del régimen de mudanza, importaron rodados de alta gama a nuestro país. Los vehículos de alto valor habían sido ingresados de acuerdo con el régimen que permite la repatriación de los bienes de argentinos que vivieron en el exterior y regresan al país.

Durante las tareas de verificación, las y los funcionarios aduaneros pertenecientes a la División Comprobación de Destino detectaron irregularidades e inconsistencias en la maniobra descripta y, en consecuencia, efectuaron la correspondiente denuncia penal.

En ese contexto, el Juzgado interventor ordenó realizar la pesquisa. A partir de ello, las y los trabajadores de la PFA iniciaron las investigaciones criminales, cuya complejidad implicó el cruce de diferentes fuentes de información, y lograron corroborar las sospechas vertidas por el personal de Aduana. De esta manera, se comprobó que las dos personas que se acogían a las resoluciones de DGA, específicamente las concernientes al régimen de mudanza, carecían de residencia permanente en Argentina. Además, los vehículos eran utilizados por terceras personas, contraviniendo lo normado por las resoluciones pertinentes. El trabajo de investigación –uno de los ejes que Frederic ha fortalecido como tarea primordial de la PFA- posibilitó, así, descubrir el modus operandi y los alcances de la organización delictiva.

En el operativo también se incautaron comprobantes de operaciones de compra venta, declaraciones juradas y facturas de compras de cada vehículo en España, fotocopias de pasaportes españoles y talonarios para facturación, libros de Certificación de Firmas, formularios específicos para este tipo de operaciones, comprobantes y documentación de la AFIP DGA firmadas por uno de los involucrados que, en principio, obran como probatorios del delito en cuestión.

Comentários no Facebook